Te veo venir desde Genova, Italia

Ofelia Cavagnaro pudo ver llegar a su abuelo mediante sus palabras. Palabras que se transmitieron de generación en generación. Desde un almacén de La Boca , pasando por el tendido del ferrocarril y fundador de una bodega -hoy muy reconocida con otro nombre- dejó su huella en Argentina.

Angel era, como tantos italianos, fanático del aceite de oliva, exigente en la educación, perseverante y visionario en los negocios. Su horario de trabajo era de sol a sol. Escuchalo en www.teveovanir.com.ar   

Te veo venir desde Grodno, Polonia.

GRODNO es una provincia  de Bielorrusia, situada en la parte noroeste, en la frontera con Polonia y Lituania.  Además del Océano, nos separan 5 horas de diferencia y tiene una superficie similar a la provincia de Tucumán.

Carlos narra la historia de su abuelo -sastre-  y de su padre, que llegó a Argentina con 7 años, rescata imágenes del pasado y ,sobre todo,  nos habla de comenzar de nuevo.

El silencio de los inmigrantes, sobre lo que dejaron atrás, era una constante en los inmigrantes para comenzar de nuevo. Carlos cuenta que no nombrar fue una forma de borrar.

Te veo venir desde Bratislava.

Raul Alvarez cuenta la llegada de sus abuelos luego de tomar la decisión de abandonar su lugar de origen una vez conocido lo que ocurrió en “la noche de los cristales rotos” en Alemania.
Al finalizar el 9 de noviembre de 1938 hubo un estallido de violencia contra los judíos en todo el Reich. Parecía imprevisto, provocado por la furia de los alemanes por el asesinato de un funcionario alemán en París en manos de un adolescente judío. Pero en realidad, el ministro de propaganda alemán Joseph Goebbels y otros nazis habían organizado cuidadosamente los pogroms. En dos días, más de 250 sinagogas fueron quemadas, más de 7.000 comercios de judíos fueron destrozados y saqueados, docenas de judíos fueron asesinados, y cementerios, hospitales, escuelas y hogares judíos fueron saqueados mientras la policía y las brigadas de bomberos se mantenían al margen. 
A partir de ese momento nada fue igual para ésta familia que decidió no seguir viviendo en Bratislava y dejar todo atrás.
Un viaje de sentimientos, coraje y recuerdos que provocó su desembarco, después de esquivar muchos obstáculos, en Argentina .

Desde Aveyron, Francia, hasta Pigüe.

Vita Issaly, nieta de Francisco Issaly -uno de los fundadores de Pigüe, nos relata la llegada de de su abuelo a la Argentina.
Una de las inmigraciones organizadas de nuestro país fue la que ocurrió luego de la campaña al desierto. Se trataba de poblar la mayor cantidad de tierras lo antes posible. El gobierno argentino ofreció facilidades para las personas que quisieran venir, casa, comida y una porción de tierra para poder trabajarla. Así fue como éste grupo de franceses se alista y emprende el viaje conformando la Colonia Aveyronesa de Pigüe. Aveyron es uno de los 83 departamentos franceses creados durante la Revolución francesa.

 

Te veo venir desde Genova.

 Ofelia Cavagnaro pudo ver llegar a su abuelo mediante sus palabras. Palabras que se transmitieron de generación en generación. Desde un almacén de La Boca , pasando por el tendido del ferrocarril y fundador de una bodega -hoy muy reconocida con otro nombre- dejó su huella en Argentina.
Angel era, como tantos italianos, fanático del aceite de oliva, exigente en la educación, perseverante y visionario en los negocios. Su horario de trabajo era de sol a sol.