Te veo venir desde Genova, Italia

Ofelia Cavagnaro pudo ver llegar a su abuelo mediante sus palabras. Palabras que se transmitieron de generación en generación. Desde un almacén de La Boca , pasando por el tendido del ferrocarril y fundador de una bodega -hoy muy reconocida con otro nombre- dejó su huella en Argentina.

Angel era, como tantos italianos, fanático del aceite de oliva, exigente en la educación, perseverante y visionario en los negocios. Su horario de trabajo era de sol a sol. Escuchalo en www.teveovanir.com.ar   

Te veo venir desde Grodno, Polonia.

GRODNO es una provincia  de Bielorrusia, situada en la parte noroeste, en la frontera con Polonia y Lituania.  Además del Océano, nos separan 5 horas de diferencia y tiene una superficie similar a la provincia de Tucumán.

Carlos narra la historia de su abuelo -sastre-  y de su padre, que llegó a Argentina con 7 años, rescata imágenes del pasado y ,sobre todo,  nos habla de comenzar de nuevo.

El silencio de los inmigrantes, sobre lo que dejaron atrás, era una constante en los inmigrantes para comenzar de nuevo. Carlos cuenta que no nombrar fue una forma de borrar.

Te veo venir desde Genova.

 Ofelia Cavagnaro pudo ver llegar a su abuelo mediante sus palabras. Palabras que se transmitieron de generación en generación. Desde un almacén de La Boca , pasando por el tendido del ferrocarril y fundador de una bodega -hoy muy reconocida con otro nombre- dejó su huella en Argentina.
Angel era, como tantos italianos, fanático del aceite de oliva, exigente en la educación, perseverante y visionario en los negocios. Su horario de trabajo era de sol a sol.

Hotel de inmigrantes

El fichero Chela

Cada persona que arribaba tenia su ficha  en la cual constaba el país de origen, barco en el que viajó, año,  habilidades en el trabajo y datos de identificación personal.  Hoy a ese fichero se lo conoce como CHELA por ser una una empleada del lugar la que, entrados los años 90,  decidió juntar todas esas tarjetas desparramadas en una habitación del complejo  y abandonadas  en manos de quienes no creyeron o no supieron que esos papeles amarillentos también serían historia.

«Te veo venir» desde Holanda

Ida van  Mastrigt  , inmigrante Holandesa,  nos cuenta su llegada a la Argentina. Es solo el principio de una gran historia  que  quedó plasmada  en su libro  «La Cónsul Holandesa», y que podrán continuar escuchando  en TE VEO VENIR

En  2012 y con el título «Atardeceres Argentinos» lanzó esta producción bibliográfica en Holanda.  Con ocho ediciones agotadas,  su autora recibió un premio en 2014 por haber escrito el mejor libro de viajes de ese país.

La Ida  actual  es fruto de esfuerzo,  desapegos, abandonos  y de lucha.  La Ida actual es simplemente «Grande»  Escuchala, solo,  para comenzar a conocerla .